Wislawa Szymborska cumple 85

En su 85 aniversario, la poetisa polaca Wislawa Szymborska seguirá siendo fiel a su principio de evitar la opinión pública a toda cosa. No sería “propio de ella” celebrar ese día “a lo grande”, dijo Michal Rusinek, secretario de la tímida Premio Nobel de Literatura (1996), días antes de su cumpleaños, el 2 de julio.

Cuando la escritora, que vive retirada en Cracovia, recibió a principios de junio una alta distinción del Ministerio de Cultura polaco, la ceremonia tuvo lugar por expreso deseo de la galardonada casi en secreto, sin despliegue de cámaras. “No soy una institución cultural”, dijo la escritora nacida en 1923 cerca de Poznan en una de las escasas entrevistas que ha concedido. La poetisa argumentó que no puede estar continuamente mostrándose y “hablando de las ocho de la mañana hasta la noche, hablando, hablando, hablando”. Añadió que necesita tiempo para callar, pues la poesía surge del silencio.

Y ese silencio artístico es el que la poetisa precisa especialmente ahora, ya que a finales de 2008 volverá a publicarse un nuevo poemario, tras una pausa de tres años. Rusinek dijo que ya están preparados 15 o 16 poemas para el libro, pero el resto están en fase de gestación.
Éste sería el primer libro de poemas desde que en 2005 se publicase “Dos Puntos”. En 2002 Szymborska publicó su poemario “Instante”.

En opinión de críticos literarios polacos, con estas publicaciones justificaba la distinción de Estocolmo. Ambos libros desataron elogios entusiastas y, además, registraron muy buenas cifras de ventas. La razón de su éxito se debe, según la crítica, a un idioma sin artificios y a una independencia, ajena a corrientes artísticas.

Vanguardia, México
30.06.2008


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz