Zakowicz, un inmigrante ilustre

La colectividad polaca de Concordia, "Polska Concordia", quiere presentar la sociedad a Don Nicolás Zakowicz uno de los inmigrantes polacos ilustres de mayor relevancia en nuestra ciudad. El 9 de septiembre, a las 20 Hs. en el Teatro Auditórium será el homenaje.

Imagen de Nicolás Zakowicz“Nos enorgullece el trabajo de este polaco que nos representa, por medio del oficio aprendido de sus antepasados en Polonia y trasladado a estas tierras: la carpintería, que es tradición en algunas regiones de ese pais, y que se transmite de padres a hijos. A modo de información, les contamos que uno de los materiales abundantes en el país al que representamos, es la madera, que gesta dentro de los hogares polacos, un punto de encuentro y legado del oficio tales como, carpinteria, tallado, ebanistería, etc. ”En la región de las montañas Tatra abundan hayedos, abetos, abedules, y píceas; fuentes proveedoras de madera que se utiliza para realizar arquitectura edilicia local y una amplia gama de productos artesanales, donde se expresa el alma montañesa, cálida y vital de los polacos. “Nuestro inmigrante, por mérito propio y manteniendo su tradición, se abrió paso en esta ciudad logrando su prestigio a nivel sociocultural contando "exclusivamente" con su propio esfuerzo.

Don Nicolás Zakowicz, un ebanista de ley
“Los magníficos muebles y aberturas en madera que atesoran la mayoría de las Parroquias de nuestra ciudad fueron realizados por "este gran ebanista", polaco por nacimiento, pero hijo de Concordia por adopción. Nació en la región de Galitzia- Polonia- el 02 de febrero de 1902. Emigró con sus padres a nuestro país a la edad de 5 años. El primer destino fue Azara en la provincia de Misiones; luego, don Nicolás, siendo muy joven, se radicó en Concordia, donde contrajo matrimonio con Ramona Juana Bonato; de tal unión nacieron siete hijos.
Abrazó su profesión con verdadero amor y vocación, de esto dan cuenta los trabajos realizados, que continúan indestructibles a través del tiempo. Falleció el 25 de agosto de 1978.

Legado de nuestro ebanista, Don Nicolás Zakowicz
En la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles diseñó y construyó el bellísimo púlpito que asombraba con su imponente cúpula, mantenida prácticamente en el aire, por efectos de la física que Don Nicolás conocía muy bien. Lamentablemente, encontró una mano destructora y fue demolida a martillazos. En la actualidad, sus diferentes partes se siguen usando en diversas funciones: candelabros, mesa para los objetos sacramentales de la Santa misa, bancos y confesionarios. Asimismo, los altares laterales fueron reutilazados por uno de sus hijos, para la construcción del altar mayor.

Igualmente, obra de su talento son:

  • Bancos y confesionarios en La parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pompella
  • La mesa del altar y el ambón en la parroquia Inmaculada Concepción
  • Bancos en la capilla del colegio San José Adoratrices
  • La biblioteca del Colegio Mitre.

También, digno de mencionarse, entre los trabajos realizados en otras ciudades, figura la extraordinaria biblioteca del Instituto “Regina Virginum” de las Hermanas Adoratrices de Buenos Aires, confeccionada a solicitud de la madre Merino de nuestra ciudad.

Lo recordamos además, por su incursión en el ámbito de la música; en la parroquia de Pompeya ejecutaba en el armonio melodías en esponsales, misas y responsos. Sorprendía con sus improvisaciones en el teclado en el teclado.

Polska Concordia
Diario El Sol
26.08.2013


The International Raoul Wallenberg Foundation
Godzina Polska - La Hora de Polonia

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz